Naphtal Ngatali no podía creer lo que veía desde la ventana en su apartamento de París. Comenzó a reirse a carcajadas y tomó su smartphone. Quería dejar registrado en su teléfono y compartirlo en las redes sociales: un hombre completamente desnudo estaba ocultándose a plena luz del día en el techo de un edificio.