Los padres harían lo que fuera por sus hijos, incluso lograr lo imposible, como darles súper poderes. Daniel Hashimoto ha hecho exactamente esto con los videos que crea con la ayuda de su smartphone y una computadora. En los clips, Daniel muestra a su pequeño hijo como si fuera el niño más poderoso del mundo, jugando con sables láser y disparando armas fabricadas con Lego.

Los clips han sido publicados en Youtube con el seudónimo Action Movie Kid (Niño de películas de acción). Dentro de su canal en la red social, Hashimoto explica: “Mi hijo de tres años es increíble. Se involucra en las situaciones más épicas, que me recuerdan que la vida es una aventura”.